Los Reyes Del Nueve

A saber

ANTES DE COMPRAR UN CHIHUAHUA

Antes de que nos decidamos a adquirir un ejemplar de chihuahua debemos tener muy claro que es la raza que mejor de ajusta a nuestras necesidades y a nuestra forma de vida.

Un chihuahua NO ES UN JUGUETE . Es un ser vivo; un perro igual que cualquier otro, independientemente de su tamaño. Por consiguiente, debemos de concienciarnos de que tendremos que prestarle las atenciones necesarias; tales como una alimentación e higiene adecuadas, sus visitas periódicas al veterinario, los paseos y ejercicio que requiera, y el cariño y tiempo que nuestro pequeño compañero necesite para ser feliz. Si no estamos dispuestos a molestarnos en cuidar adecuadamente cada uno de los puntos marcados, bien porque no disponemos de tiempo suficiente, bien por comodidad o dejadez, aconsejamos que descarten la idea de tener un perro en casa. Un chihuahua puede vivir una media de entre 12 o incluso más años, por lo que si no estamos seguros de poder atenderlo como es debido, debemos de plantearnos tener uno seriamente; ya que como ser vivo, no puede descambiarse cuando no podamos cuidarlo en condiciones.

Por su pequeño tamaño es un perro ideal para tener en un piso o en poco espacio. Su pelo corto es además una gran ventaja, ya que no necesitará un cuidado excesivo por nuestra parte como en el caso de las razas de pelo largo. Ahora bien, nuestro pequeño compañero estará encantado de que lo acicalemos cuando corresponda y de que disfrutemos junto a él de largos paseos y de caminatas a campo abierto; ya que pese a lo que pueda parecer a primera vista, es un perro muy activo (lejos de ser excesívamente nervioso) y con mucha resistencia física. También disfrutará de la comodidad del sofá en nuestro regazo o a nuestro lado con tranquilidad y reposo cuando la ocasión lo requiera. Su tamaño igualmente nos supone una nueva ventaja a la hora de su alimentación, ya que podemos permitirnos comprar para él el mejor producto del mercado sin que ésto nos suponga un gasto excesivo; ya que con poca cantidad estará saciado cada día (aunque recomendamos que el pienso esté SIEMPRE a disposición del animal para evitar comportamientos compulsivos con la comida y posibles atracones, y las temidas bajadas de azúcar que pueden sufrir cuando son cachorros). Por todo lo nombrado anteriormente, por su caracter dulce y desprendido que lo hace tan exclusivo, y por esa fisonomía tan característica, el chihuahua es sin duda, una de las razas más especiales que existen.

Tampoco es un perro recomendado para niños muy pequeños, irresponsables, o poco respetuosos. Ya que debido a su pequeño tamaño, nuestro chihuahua podría lesionarse durante el juego si no se tiene un especial cuidado y observación por nuestra parte. A menudo los niños pequeños suelen coger incorrectamente al animal debido a su corta edad; y el mal manejo del mismo podría desembocar en caidas inesperadas, pisotones, golpes, e incluso que el niño caiga sobre nuestro chihuahua, aplastándolo y produciéndole en muchos casos una muerte segura (sobretodo en el caso de los cachorros). Por ello pedimos encarecidamente que se sopese muy bien y con responsabilidad la idea de adquirir uno si tenemos niños pequeños en casa.

Ahora bien; una vez decididos y seguros de que nuestra elección es la más acertada, deberían de tener en cuenta a la hora de buscar su ejemplar que el cachorro esté vacunado, desparasitado, sano, y debidamente destetado (siempre que podamos veremos en persona al cachorro y a los progenitores si es posible). Que el cachorro tenga L.O.E. (es decir, que esté inscrito en el Libro de Orígenes Español), y que por lo tanto el pedigree pertenezca a la Real Sociedad Canina de España; o a lo sumo, que tenga un pedigree reconocido por la F.C.I. (Federación Cinológica Internacional) en el caso por ejemplo de perros importados.

Es muy importante igualmente antes de adquirir nuestro cachorro, decidir la finalidad a la que va a estar destinado en un futuro (compañía, cría, o exposición), y poner al criador al corriente desde un principio. Un cachorrito del que sólo buscamos su compañía será una opción mucho más asequible que por ejemplo un semental garantizado, una buena hembra de cría, o un ejemplar de exposición; por lo que tendremos que pensarlo bien y tenerlo claro desde antes de comprar nuestro cachorro. No podemos pretender que un cachorro que en su día se ofreció para compañía, el día de mañana sea un “super-campeón”, o un semental con extraordinarias características físicas y de temperamento que poder aportar a su progenie. Por eso mismo es importantísimo informar debidamente al criador para que éste pueda orientarnos mejor, valorar adecuadamente las cualidades del animal en cuestión, y seguir su evolución para ofrecernos lo que estamos buscando.

Una vez lo tengan en casa, sigan las recomendaciones dadas por el criador y su veterinario, y déjense invadir por su ternura. Les garantizo que no tiene precio.

Texto escrito y redactado por: Natividad Ballesteros (“Los Reyes del Nueve”)